La cobia

También conocido como esmedregal, se trata de un pez del genero Rachycentron, que puede alcanzar los 2 metros y pesar 68 kg. Puede llegar a vivir 15 años.

Es común de aguas tropicales y subtropicales. En libertad son muy apreciados para pesca deportiva, pero los ejemplares destinados a la comercialización vienen principalmente de grandes criaderos ubicados a varios kilómetros de la costa, en medio del océano, lo que permite a los peces criarse en un entorno más limpio, con lo que se minimiza el riesgo de contraer enfermedades. Esto es además positivo para el medio ambiente, ya que se limita la acumulación de desechos en ecosistemas sensibles. La cría de la cobia supone una actividad acuícola sostenible

También es apreciado por lo saludable que es. Al criarse en espacios abiertos y sin tensión, los peces crecen muy sanos, por lo que su contenido en proteínas y omega 3 es muy alto

Culinariamente la cobia es un producto versátil, muy apreciado por los cocineros. Tiene la textura (similar a la del pez mantequilla) y la calidad necesarias para preparar sushi, crudo o cocinado no deja indiferente. Se puede usar para hacer sashimi, sushi, tataki, o incluso para hacer ceviche. Además, preparado a la parrilla, asado o al horno es igualmente exquisito. Existen múltiples aplicaciones para este pez. Aquí podéis encontrar algunas ideas

 

o   p

Imprimir

X

Right Click

No right click